Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Es un hecho: la forma en la que consumimos el contenido multimedia ha cambiado. Pero no solo eso, sino también el modo en el que lo creamos. Antaño, los rodajes de cine pasaban únicamente por llevar al lugar de grabación maquinaria costosa solo al alcance de unos pocos, instalando rieles o enormes paneles para controlar la luz.

Ahora, gracias a los avances tecnológicos en telefonía móvil, un dispositivo que entra en nuestro bolsillo es capaz de realizar grabaciones en resoluciones altísimas. Una democratización que rompe los límites impuestos por el presupuesto. Ahora gobierna la creatividad. Sí, tal vez autores como D. W. Griffith o Cecil B. DeMille marcaron las reglas de la vieja producción cinematográfica, pero ahora contamos con nuevos formatos y herramientas para llevar las imágenes en movimiento a otros escenarios.

Los nuevos creativos (influencers en general, tiktokers y youtubers en particular) también necesitan nuevas herramientas para comunicar. Veamos qué equipo cumple uno a uno con los requisitos para convertirse en la cámara de cine definitiva.

Cómo convertir tu smartphone en un completo estudio de rodaje

Para conseguirlo, son imprescindibles tres elementos: cámaras, micros y procesador.

Hablemos en primer lugar de la cámara, el ojo que capturará cada plano y cada escena. Aunque, como decía el fotógrafo Ansel Adams “el componente más importante de una cámara está detrás de ella”, no debemos olvidar que este instrumental es el ingrediente fundamental.

 

Las cámaras del Huawei Mate 40 Pro sorprenden por sus posibilidades a la hora de rodar una primera película. Su módulo se compone de una triple cámara de lentes Leica, coronada por un sensor principal de 50 megapíxeles y 1/1,28 pulgadas, con apertura f/1.9. El segundo lugar lo ocupa una Cine Camera, llamada así por su ultra angular con apertura f/1.8. A través de esta poderosa lente, podremos grabar, por ejemplo, un lento plano secuencia sin perder el menor detalle a través de la función de seguimiento Tracking Shot, en resolución 4K a 60fps.

La cámara ultralenta añade la posibilidad de rodar un plano detalle a 240 FPS y resolución 1080p, ideal tanto para un velfie (vídeo selfie) como para emular una escena de acción congelada al más puro estilo John Woo

Y aún debemos sumar el sensor láser, que nos ayudará en el autoenfoque, y un teleobjetivo de 12 megapíxeles, con apertura f/3, zoom óptico 5x y digital de hasta 50x. Una verdadera revolución para filmar elementos a los que no podemos acercarnos demasiado —como animales salvajes—.

Y por el lado frontal, contamos con una cámara selfie con gran angular, 13 megapíxeles y apertura f/2.4. Mediante este gran angular se brinda la posibilidad de capturar dos perspectivas de manera simultánea, con los que filmar dos personajes discutiendo o cenando en un restaurante. Mediante su sensor de gestos podemos grabar momentos desde distintas perspectivas e interactuar sin tener que tocar el dispositivo. Una forma muy dinámica e intuitiva de grabar cualquier idea en apenas segundos.

Por otro lado, destaca la cámara ultralenta. Añade con la posibilidad de rodar un plano detalle a 240 FPS y resolución 1080p, ideal tanto para un velfie (vídeo selfie) como para emular una escena de acción congelada al más puro estilo John Woo. Si necesitamos cubrir un gran espacio de terreno y ejecutar una panorámica, no hay problema.

Diseñando el sonido

¿Y los micrófonos? Aunque en las películas el sonido opera en paralelo a la imagen, siempre necesitaremos contar con varias fuentes. Y una de ellas es el soporte de campo (lo que se denomina field recording). Si, por ejemplo, dos actores comienzan a hablar, tendremos que medir los tiempos de su diálogo, contrastar que se corresponde con el guion y que entran en la escena de manera lógica.

Huawei cuenta con una carta secreta: Huawei Histen, un ecualizador inteligente que convierte cualquier muestra en un inmersivo archivo de audio 3D

El Huawei Mate 40 Pro cuenta con dos micrófonos para una grabación estéreo cálida y definida. Eso no significa que no podamos hacer uso de un micro externo. A su vez, para calibrar y obtener la mejor respuesta en audio, necesitaremos auriculares insonorizados, como los Freebuds Studio, de los que hablaremos más adelante.

Una CPU de 8 núcleos en mitad del rodaje

Y si la cámara es el corazón, el procesador es el cerebro, el componente electrónico que impulsa el resto del hardware. ¿Por qué debemos hablar de él? Imaginad que estamos rodando una breve persecución, un robo planificado en corto donde alguien arrebata un bolso a una señora y que, a mitad del proceso, el móvil se apaga o se bloquea por falta de memoria o batería. De los nervios y con la escena ya fuera de tu cabeza, la magia de ese momento ya se habrá perdido.

El procesador del Huawei Mate 40 Pro es uno de los más confiables que existen. Un Kirin 9000 5G de apenas 5 nanómetros con un núcleo a la vertiginosa velocidad de 3.13 GHz. Si nos volvemos locos con los filtros y empezamos a exigirle, su Motor de Latencia Determinada, de tres niveles, optimiza la velocidad de funcionamiento del sistema. Si queremos editar un vídeo en multi-ventana, podemos hacerlo sin problema: el sistema no se resentirá en ningún momento.

Una ventaja extrapolable a la edición fuera del propio smartphone: al ser compatible con el lápiz inteligente M-Pen 2, la edición se puede trasladar a un MateBook o MatePad, retomando el proceso exactamente donde lo dejamos, sin latencia ni altibajos en el rendimiento. Ambos dispositivos se comunicarán de forma simultánea, duplicando el espacio y multiplicando nuestras opciones creativas.

Huawei Mate 40 Pro se convierte en el aliado perfecto para grabar cortos o películas. Además, al contar con receptor 5G y tecnología Super Uplink, podremos emitir vídeo en directo a una calidad superlativa

Porque es bastante fácil editar sobre la pantalla OLED de 6,76 pulgadas del Mate 40 Pro, pero siempre será más cómodo disponer de un apoyo complementario. En este caso convendría acudir a la tablet Huawei MatePad.

Un equipo multitarea genial para mezclar como para ver el master final, una vez terminado: “La pantalla de calidad 2K de Huawei Matepad 10.4, junto con los altavoces estéreos cuádruples con tecnología Harman Kardon hacen de esta tableta un producto perfecto para el consumidor audiovisual exigente. Además, su cámara delantera gran angular garantiza que nadie quede fuera en las videollamadas”, subraya Domingues.

Editando sobre el set

Tampoco debemos olvidar que al Huawei Mate 40 Pro podemos instalarle un anillo de luz LED, idóneo para filmar planos cortos en ambientes con poca luz. Sus ya de por sí mejoradas lentes, equipadas con sensor nocturno, absorberán hasta el último fotón disponible.

Pero miremos más allá del móvil propiamente dicho. Durante el proceso de producción tendremos que enfrentarnos a muchos retos, desde la sonorización al montaje —donde se corrigen fallos de cámara como desenfoques, definiendo el ritmo con cada toma—, pasando por el etalonaje, el proceso donde se regula el color (densidad cromática) y los niveles de iluminación.

La gran mayoría de estos procesos los llevaremos a cabo dentro del propio smartphone. Su app nativa ofrece soporte para distintos modos de escena —incluso rodar en 1:1—, aplicar efectos de color en tiempo real, corregir el balance de blancos, valores ISO y de compensación o bloqueo de exposición. Un estudio fotográfico a pie de set, un sueño que directores como Park Chan-Wook, Sean Baker o Tom Harper ya han puesto en práctica en sus últimas producciones.

El momento de escuchar

También en la edición habrá que «mimar» el sonido. Aquí Huawei cuenta con los Freebuds Studio,unos cómodos cascos de diadema Bluetooth con cancelación inteligente de ruido y modo alerta para escuchar el entorno.

Como indica Jesús Domingues, Technical Product Marketing Manager en Huawei España, este es uno de los productos más aclamados por expertos y consumidores finales. “Con Freebuds Studio Huawei ha conseguido un producto completamente redondo, en el que la cancelación de sonido es prístina y completa, y que consigue una comodidad y una facilidad de uso que los ponen, sin lugar a dudas, por delante de su competencia”.

Además, Huawei cuenta en su oferta con una carta secreta: Huawei Histen, una función especial que mejora el audio mediante diversos efectos. Un ecualizador inteligente que convierte cualquier muestra en un inmersivo archivo de audio 3D. Como ya sabrá cualquier productor de sonido, las grabaciones serán después tratadas como la imagen, editando cada balance y volumen hasta lograr la homogeneidad adecuada.

Para esta tarea, acudiremos al Sound X de Huawei. Igual que los músicos escuchan su disco en móviles y el equipo de sonido del coche —para comprobar el rendimiento de la producción—, podremos optimizar el sonido de la película ayudados por este potente altavoz que hace uso de la tecnología SAM (Speaker Active Matching) de Devialet. Esta es capaz de adaptar el sonido a las particularidades del altavoz, sacando el máximo partido de su hardware.

“Con Sound X, Huawei se embarca por completo en el apasionante mundo de la gama marrón y el audio. Nunca antes se había lanzado un dispositivo de estas características, y la aceptación que ha tenido por parte de los consumidores demuestra que hemos dado los pasos adecuados. La calidad y la facilidad de uso son las claves que hacen que este dispositivo sea un éxito”, apunta Jesús Domingues.

Una nueva forma de crear contenido audiovisual

Como señala el propio Technical Product Marketing Manager en Huawei España, Jesús Domingues, “el ocio ha evolucionado mucho en estos últimos meses, y estar conectado remotamente con nuestros seres queridos se ha convertido en una prioridad. Gran parte de nuestra oferta de dispositivos está precisamente orientada a cubrir esta necesidad. Las circunstancias han demostrado que la calidad importa, que la durabilidad de los dispositivos y su facilidad de conexión puede ser clave”.

Es evidente que el nuevo Mate 40 Pro propone la suficiente versatilidad para ello, incluso para gestionar nuestra propia película y llevarla hasta la conveniente app. Huawei cuenta con servicios asociados como la App Gallery, la tienda de aplicaciones donde poder descargar cualquier app de entretenimiento, o Huawei Music, el servicio de streaming que también permite descargas offline y cuenta con un gigantesco catálogo.

Ya lo decíamos al comienzo: los nuevos creativos requieren de nuevos instrumentos para crear. En tiempos de streaming y distancia social, el nuevo Huawei Mate 40 Pro se convierte en el aliado perfecto para grabar cortos o películas, uno de los primeros modelos equipados con receptor 5G y tecnología Super Uplink, gracias al cual podremos emitir vídeo en directo una calidad superlativa, sin latencia ni cortes en la imagen.

Crear una película con el móvil parecería algo de locos hace apenas ocho o nueve años. ¿Quién le hubiera dicho a un espectador teatral en la Edad Media que algún día aquellos tropos se reformularían en éxitos como ‘Succession’? Sin embargo, ya existen festivales dedicados y secciones de certámenes que premian estas innovadoras técnicas. Contar historias siempre estará en nuestro ADN y saber sacar provecho a las últimas vanguardias tecnológicas son la mejor forma de dar un paso adelante en los cursos narrativos.

Imágenes | PxHere (12 y 3), Huawei