Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Si hay una cualidad que define al Huawei P40 Pro es su versatilidad (como vimos aquí). Es un terminal con una CPU de 7 nm y un rendimiento de los más elevados del momento, en el que se dan la mano la potencia de procesamiento y la eficiencia energética. Integra el módem 5G en el SoC, así como una NPU con arquitectura diseñada por Huawei, que permite acelerar el procesamiento de todas aquellas funcionalidades que dependen de la inteligencia artificial, incluyendo el de las imágenes.

Para procesar las fotografías, Huawei también contempla el uso del procesador de imagen integrado en el SoC, junto con la NPU, para combinar las instantáneas de varias cámaras durante su procesamiento, lo cual permite recrear máscaras más precisas, reducir el ruido de imagen o mejorar el colorido o el detalle de las fotos dependiendo del tipo de escena que estemos capturando.

Edición rápida e inteligente

El proceso de edición de las imágenes ha mejorado enormemente en el P40 Pro. Ahora, en el momento de editarlas, podemos realizar varias tareas con un clic, como quitar reflejos o la neblina de las fotos, así como mejorar su luminosidad, enderezarlas o identificar elementos de texto dentro de ellas para convertirlas a documentos.

Además, es posible eliminar elementos no deseados de las fotos, incluidas personas (transeúntes es la denominación utilizada por el fabricante), así como dejar que el propio móvil elija la mejor en una escena de acción, de modo que se inmortalicen los momentos más representativos de lo que estemos capturando.

Cámaras todo terreno

La dimensión fotográfica del P40 Pro es, para muchos, la más representativa de este terminal, así como las del resto de smartphones de la gama P de Huawei. Estamos ante un teléfono que hereda las focales del P30 Pro, aunque perfeccionando la dimensión tecnológica de las cámaras en aspectos como los sensores de las tres traseras o añadiendo una cámara ToF frontal para mejorar modos de captura (por ejemplo, el retrato en la cámara frontal) o la implementación del HDR.

Sea cual sea la escena que queramos fotografiar, el P40 Pro ofrece algún modo que facilitará que obtengamos una imagen representativa de lo que estamos viendo. O incluso de lo que no podemos ver. Es el caso de objetos muy lejanos, o de escenas con muy poca luz, o aquellas que transcurren muy rápidamente o muy lentamente.

Gran angular

El gran angular permite capturar la amplitud de las escenas que estamos fotografiando, ya sea un paisaje en la naturaleza o en un espacio urbano. También podemos hacer lo propio con la totalidad de un elemento que queramos fotografiar, no tanto como amplitud de un espacio sino como a que un objeto aparezca por completo.

En los dos ejemplos que siguen encontramos ambas situaciones. En primer lugar, capturamos la amplitud del espacio, con un efecto característico en el gran angular, que es el de distorsión de la perspectiva. En este caso tenemos un angular de 18 mm, que no es tan extremo como el que encontramos en otros terminales, pero, a cambio, la distorsión en los bordes es menos acusada y nos evita tener que recortar.

En segundo lugar, capturamos la totalidad del elemento que tenemos ante nosotros, que en este caso es un rosal. El gran angular permite hacer tomas casi cenitales sin tener que buscar una perspectiva alta, lo cual no sería sencillo en este ejemplo.  Al mismo tiempo, la distorsión de la perspectiva confiere el efecto característico del ultra gran angular.

Foto con IA

La inteligencia artificial permite obtener fotos en las que se aplica una edición que enfatiza los aspectos más característicos de la escena que se haya identificado en la cámara. Así, siguiendo con el ejemplo de las flores, se acentúan los colores, maximizando la saturación y el detalle.

En el caso del cielo azul, se enfatiza este color característico.

Tele 5x óptico y 10x híbrido

El tele en el Huawei P40 Pro ha mejorado notablemente. El sensor es ahora de 13 Mpx y con matriz RYYB para capturar más luz. Tenemos 5x óptico y 10x híbrido, sin observar efectos digitales aparentes.

Ambos angulares, 5x y 10x, son perfectamente «usables» y permiten acercar la escena, fotografiando elementos lejanos, así como aislar los elementos que queramos fotografiar de los que no nos interesen sin recurrir a un recorte en edición o acercarnos (lo cual no siempre es posible en estos días de confinamiento).

También obtenemos un efecto interesante como es el de aplanar la perspectiva, que confiere una estética muy peculiar a las fotos que hagamos con estos angulares. O, hasta cierto punto, podemos conseguir un efecto macro. El P40 Pro no tiene este modo, pero el tele 10x puede lograr fotos que capturen el detalle de los objetos.

 

Tele hasta 50x

Por encima de 10x entramos en el modo digital. En él, el zoom se consigue a partir de algoritmos de mejora de imagen que se procesan en el ISP, la NPU o la CPU del Kirin 990 5G. El resultado será progresivamente peor a medida que se aumenta el zoom digital con un máximo de 50x.

Aun así, es útil para obtener fotos de elementos muy lejanos. Podemos ver lo que nuestros ojos no ven. Y el resultado será fotográficamente útil en algunas circunstancias concretas.

Para un uso “en pantalla”, podemos hasta hacer fotos de la luna con un resultado aceptable. No resiste una ampliación, pero una imagen con tanta calidad de la luna llena hecha con un smartphone, sencillamente, no era posible hace tan solo un año y medio.

Fotos monocromo al estilo Leica

Leica aporta desde hace tiempo su experiencia fotográfica a Huawei en el diseño de sus cámaras. Los sensores y las ópticas son solo una parte de la ecuación. Para que el resultado sea óptimo, se requiere que el procesamiento de la información capturada por los sensores sea el adecuado.

Hay que “tunear” el procesamiento para las peculiaridades de las ópticas y los sensores que se están usando. Y en el caso del P40 Pro tenemos tres sensores con tecnología Leica diseñada a medida para Huawei y sus terminales. Así, en el sensor principal y el tele tenemos sensores RYYB en vez de RGGB, por lo que el procesamiento tiene que estar adaptado a este filtro de color.

Además, el P40 Pro integra un modo monocromo con resultados muy “Leica”. Esta compañía siempre ha prestado un especial interés a la fotografía en en blanco y negro, y el modo monocromo del terminal ofrece unas completas posibilidades creativas, tanto en modo automático como manual.

Fotos con poca luz

El Huawei P40 Pro consigue retratar escenas donde prácticamente no hay luz. La combinación de un sensor de gran tamaño como es el de su lente principal de 50 Mpx con matriz RYYB, sensibilidad hasta 409.600 y el uso de algoritmos que fusionan varias imágenes para captar más luz y con menos ruido, hace posible que se puedan obtener imágenes de calidad notable en situaciones poco amigables.

En el ejemplo, la librería no se ve a simple vista debido a la falta de luz. Pero el P40 Pro es capaz de obtener imágenes donde el lomo de los libros es legible y donde se registra información de color. La ISO es de 409.600. Nada mal, la verdad.

Para hacernos una idea de lo que estamos hablando, lo que se vería con nuestros ojos se parece más a esta otra foto:

Simulación de apertura

El nuevo smartphone de Huawei consigue simular el desenfoque asociado al uso de diferentes aperturas en las ópticas “reales”. A mayor apertura (menor valor para “F”), mayor desenfoque del fondo. Y a menor apertura (mayor valor para “F”), menor desenfoque del fondo.

Esto lo consigue usando la cámara ToF junto con algoritmos de IA para identificar la distancia de los objetos respecto a la cámara y aplicar el desenfoque a los elementos que no están en primer plano.

Retratos artísticos y selfies

La cámara del P40 Pro aplica esta identificación de los elementos y su posición frente a ella para recrear el efecto de desenfoque en los retratos. Tanto con la trasera como con la delantera, donde también tenemos una cámara ToF.

De este modo, el resultado permite destacar al sujeto frente al fondo, que es un efecto característico de las fotos de retrato. Es más, podemos recrear efectos adicionales de iluminación.

El HDR permite compensar la luz de las fotos selfie incluso cuando hay grandes variaciones de luz en la escena.

Fotos mientras capturamos vídeo

El P40 Pro consigue capturar vídeo de gran calidad hasta 4K y 60 fps. Sus cámaras aprovechan su capacidad para capturar la luz también mientras se graba vídeo. Y, especialmente con la cámara 4K, cuando estamos grabando una escena, podemos hacer fotos de los momentos más relevantes.

La calidad de estas instantánea es de 8 Mpx, suficientes para un uso en pantalla, y con una definición y nitidez exenta de los artefactos propios de la compresión de vídeo.

Modo noche, procesamiento mejorado

En el modo noche, las imágenes resultantes presentan un procesado bastante natural a pesar de que se trata de un efecto esencialmente digital de superposición de múltiples fotos capturadas durante periodos de tiempos de varios segundos. En concreto, esta del ejemplo ha estado 8 segundos capturando instantáneas.

La IA alinea estas imágenes y las combina para obtener más luz en escenas nocturnas y con poca luz. Al contrario que en el modo de captura automático con poca luz, en el modo noche se necesita que haya un mínimo de iluminación, como la de los edificios en la ciudad.

Un terminal todo terreno

Como decíamos al principio, la versatilidad es una cualidad sobresaliente en el Huawei P40 Pro, y en la parte de la cámara es especialmente relevante. Tenemos ópticas sumamente fotográficas con las que jugar y sensores y tecnologías de procesamiento de imagen sumamente avanzados.

El vídeo es otra faceta de gran interés, pero la fotografía sigue siendo el centro de atención de la gama P de Huawei

Fotos | Huawei y Manu Arenas